domingo, 25 de mayo de 2014

Carta de despedida a un amante


Yo fui para ti lo prohibido
Ese amor escondido
Ese beso en la frente delante de la gente.
Ese beso en el alma, sobre mi cama.
Yo fui para ti esa cita a oscuras donde tu piel y la mia escapaban del mundo.
Pero mi corazòn cada dia caia en un vacio màs profundo, cuando te perdia.
Cuando descubria que tu no me querias.
Que todo lo que yo queria, eran solo ilusiones.
Porque tu corazòn no me pertenecia.
Yo fui para ti ese amor de mentira.
Yo lo sabia, yo lo presentia.
Pero mi corazòn no entendia, que vivia tan solo de fantasias, fantasias solo mias.
Porque tu alma no me pertenecia.
Porque tu piel no era mia. Tu piel era de ella.
Yo llegué tarde a tu vida, llegué tarde a la puerta de tu corazòn.
Yo siempre llego tarde cuando se trata de amor.
Yo, yo te queria.
Pero ahora te digo adiòs para siempre, he entendido que jamàs dejaràs una semilla en mi vientre.
Me duele mi vida, me duele y no aguanto, todo éste llanto, porque en verdad yo te he amado tanto.
Pero ahora te escribo mi ultima carta.
La carta de mi despedida...


Piccolita

domingo, 11 de mayo de 2014

Tu admiradora secreta


Hola, no sé como empezar ésta carta, talvèz un hola no es el mejor inicio para presentarte mi corazon enamorado.
No, no te preocupes, no trates de recordar o imaginar quien puedo ser, seguramente no vendrà jamàs a tu mente que soy yo. Porque me has visto tantas veces pero nunca me has mirado en realidad.
En cambio yo no hago otra cosa que pensarte.
Eres el combustible de mis dias.
Es que no sabes que daria por tener tu mirada.
Por abrazarte y sentir el olor de tu piel.
Te he imaginado tantas veces abrazandome, hablandome de un amor que no puede ser.
Te amo, desde que te vi.
Te amo y ya no sé que hacer.
Me està desesperando la soledad, la incertidumbre. La tristeza de no haber llegado antes a tu vida. La duda que talvéz si hubiera llegado antes igual no estarias conmigo. Es que eres tan bello. Es que amo cada gesto y esa sonrisa retorcida. Es que amo cada parte de tu cuerpo.
Tu voz, ya escuché tu voz, tantas veces aunque no era conmigo con quien hablabas.
Te escuché decirle te amo y no sabes cuanto sufriò mi corazòn al saber que tenias dueña. Senti odiarla, senti odiarme por sentir ésto que siento. Pero no logro sacarte de mi pecho, no logro borrarte de mis pensamientos. Estàs alli fijo como una obsesiòn.
Pero como puedo hacer para sacarte de mi mente?
Como puedo hacer para hacerle entender a éste amor que no tiene sentido?
Tu no eres ni siquiera mi amigo.
No tienes idea de cuanto he llorado por la rabia y la impotencia de no poderme controlar.
Ya no puedo mas.
Ya no puedo seguir asi.
Es que no te quiero para una noche, ni para un rato. Te quisiera para siempre, es tan grande éste amor que crece y crece que yo por ti daria hasta mi vida.
Cuando te veo todo se detiene, incluso hasta mi respiraciòn, mi corazòn late a mil por hora y me quedo sin palabras. No es tan sano amarte.
Amarte duele...


Piccolita

miércoles, 7 de mayo de 2014

.- Carta para la mujer de mi ex amante



Le escribo ésta carta señora, ahora que se siente la mejor.
Ahora que se siente vencedora de ésta ridicula batalla donde lucha solo usted.
Puede quedarse con él, yo ya no lo quiero a mi lado.
Cierto seguro estarà pensando que el no fué mio, que lo tenia prestado. Pues se equivoca, fué mas mio que suyo. Es mas perdiò la cabeza por mi.
Si ahora està con usted es porque yo ya no lo quiero aqui.
Señora que se siente ser tan señora?
Que se siente leer la carta de la cualquiera? La ramera como me llama cuando me escribe.
Pero si usted supiera que el jamàs me hablò de usted.
Asi es, el cobarde que tiene por marido nos viò la cara a las dos.
Por eso lo dejé, por eso està alli aburriendose con usted, digale que ya no me llame. Porque soy demasiada mujer para ser la segunda opciòn de un pobre hombre que se cree superman.
No sé usted como se sienta pero yo ahora me siento bien.
Sabe porqué?
Porque las cualquieras como yo, ven como las señoras como usted viven siendo siempre la segunda opciòn, el premio de consuelo.

Ahora les pido a los dos que dejen de llamarme y les explicaré el porqué.
A su marido, digale que soy mucho para él, que uno con tan baja moral no podria seguir conmigo después que lo descubrì en el parque con sus hijos. Que pena me diò no supo decirme que eran suyos hasta que su hijo mas pequeño lo llamò papà.

A usted en cambio le digo que deje de escribirme, de llamarme para insultarme, no todas las veces que un hombre engaña a una mujer lo hace porque fué provocado o acosado. Fué él quien me buscò hasta el cansanciio, me lleno de regalos, me llevò a todos lados, conociò a mi familia, me diò un anillo de compromiso. Si usted supiera señora todo lo que su hombre me diò, quitandoselo a usted. No señora yo no lo provoqué, yo tengo tanto amor propio que ni ahora ni jamàs volveré a estar con el.

Yo solo maldigo el momento en el que crei en él.
Pobre de usted que sigue creyendo que èl fuè la victima de una cualquiera.
Pobre de usted que sigue creyendo que es un marido fiel.


Piccolita




lunes, 5 de mayo de 2014

.- Agradecimientos a todos los que me leen



Hola a todos!

Quiero agradecerles por visitar mi blog desde muchos rincones del planeta.

Me parece increible ver hasta donde llegan mis cartas.

Me encantaria que algunas pudieran servirles en algun determinado momento de sus vidas.

He recibido muchos comentarios, desde hacia tiempo que no habia podido seguir escribiendo, pero he retomado una vez màs mi blog.

Varias personas me han preguntado si éstas cartas son reales.

No todas son vivencias mias, muchas son vivencias de mis amigos, conocidos, familiares, otras no pertenecen a nadie mas que a quien las lee y se identifica con ellas y otras son personales.

Me gusta mucho escribir, hablar de momentos que la vida nos da y nos quita, del amor y del desamor porque todos hemos pasado por una historia feliz y otra dolorosa o viceversa.

Dejenme sus sugerencias en la ventanita del chat que està a la derecha para que pueda escribir las cartas que ustedes necesitan y no encuentran en mi blog, para mi serà un placer.

Un abrazo enorme a tod@s y gracias una vez mas por visitarme y por tomarse el tiempo de leerme.


Piccolita


.- A mi amante, un amor cobarde



Te escribo ésta carta en ésta fria habitaciòn que muchas veces fué testiga de todo el amor que te dì en cada beso y en cada entrega.

Lagrimas de dolor salen de mis ojos y llenan de sal mis labios. La sal del desamor.
Estoy sufriendo demasiado por no tenerte.

Ya no puedo esperarte mas.
Tu ausencia duele demasiado.

Cuando todo empezò me prometì que seria fuerte, que no iba a confundir el sexo con el amor. Pero no pude evitarlo, porque las mujeres no damos nuestro cuerpo en vano. Porque en cada gemido, en cada gota de sudor te entregaba también mi corazòn.

Fui tuya tantas noches, tuya y de nadie mas, mientras yo a ti te compartìa con la mujer que nunca dejaràs.
Cuantas promesas inutiles me diste.

Cuantas ilusiones hoy rompiste, con tus mentiras.

Supe que seràs padre de nuevo, y no es mi vientre que lleva el fruto del amor. Tu no tienes nada para mi vientre. Mi vientre para ti es la guarida del fruto prohibido. Ese fruto que la sociedad rechazaria.
Tu eres un cobarde, un maldito cobarde.

Siento que todo éste dolor lacera mi pecho, siento el fuego de mis lagrimas quemar mi rostro.
Quisiera poder gritar sin que nadie me escuchara.

Quisiera poder morir y volver a despertar sin tu recuerdo.
Tu amante, pobre ilusa, no fui mas que eso desde el primer dia.

Usaste mi cuerpo, cumpliste todas tus fantasias entre las curvas  freneticas de mis muslos.
Hoy siento mas sola que nunca, no puedo llorar con alguien màs, ni mis amigas sabian de lo nuestro. Era todo un secreto. Decias que era mejor asi, que era mejor vivir nuestro amor entre penumbras porque nadie habria entendido, y que se sorprenderian al vernos juntos libres de todo y de todos los lazos que nos separaban.

Y ahora a quien le digo que me duele tanto haber creido en ti?
Que fui una pobre tonta que creyò en un hombre ajeno?
Quien tendrà la sensibilidad de entender que fui solo tu juego?
Quien podrò entender que quemé en tu fuego?

Te odio y te amo al mismo tiempo.
Maldigo el dia en que te conoci.
Maldigo el momento en el que crei que eras para mi.


Piccolita






Búsqueda personalizada